TOP 13 claves para elegir un programa TPV para tu tienda

0 comentarios

Sí, queremos un TPV para tienda, pero ¿cómo ha de ser? ¿Nos echamos al ruedo con el primero que nos salga al paso? No, claro que no. De hecho, si te vas a ‘casar’ con un TPV, debes antes conocerlo debidamente. Sí, como en un matrimonio, debes saberlo todo o casi todo de tu pareja para que luego no te salga rana.

En este artículo vamos a analizar qué características debe reunir nuestro TPV. Casi todos tenemos claro que un TPV para tienda es básico para nuestro negocio. Así, nos facilita la gestión, cobros, inventario e incluso seguir creciendo.

Pero a pesar de lo que pueda parecer, no todos cumplen con estos cometidos o, si lo hacen, no lo hacen tan bien como quisiéramos.

Te recordamos que un Terminal Punto de Venta (TPV) se emplea en millones de empresas en todo el mundo; evidentemente, no todos se confían al mismo software de tienda pero casi todos le piden los mismo a su TPV: versatilidad, personalización, gestión centralizada de todo lo que necesitamos para desempeñar de manera eficaz nuestro trabajo…

Aunque en los inicios estos dispositivos prácticamente eran un mero mecanismo para gestionar y procesar las ventas, ahora van mucho más allá y, por suerte, podemos sacarle mucho jugo.

Vamos a adentrarnos en los imprescindibles de un TPV:

1.El mejor software TPV para tienda te permite controlar cualquier variación en los precios, ya sea con motivo de rebajas, descuentos especiales al cliente, club de puntos... Por lo tanto, el margen de error por este factor disminuye drásticamente.

2.Tiene que ser ubicuo. Sí, es esencial que puedas acceder en cualquier lugar. No debe haber cortapisas, todo debe fluir y que nada impida que puedes controlarlo todo a pesar de hallarte a miles de kilómetros de tu tienda o en casa descansando.

3.La espina dorsal de todo negocio es la correcta gestión de su stock de manera real sin que se le escape detalle alguno. Por lo tanto, un TPV para tienda debe ofrecerte una información precisa de este aspecto.

4.Hay que reconocer que todos tenemos un navegador favorito, ¿verdad? Tu TPV ideal es una ‘democracia’ y no debe imponerte ninguno en particular. Tú decides y él acata si escoges Firefox, Chrome o Safari.

5.En la misma línea, podemos hablar de la oportunidad de elegir un sistema operativo, ya seas de Mac o de Windows. Una vez más, debes tener la última palabra y que el TPV para tienda no te rechiste.

6.Si recibes un nuevo producto, tu TPV ha de ser rápido y que en un par de clicks lo tengas listo para trabajar.

7.En ocasiones nuestro proveedor de internet nos falla estrepitosamente. ¿Qué hacemos entonces? ¿Perder a un cliente que está esperando que le cobremos? No pasará nada si el TPV de tu tienda te ofrece conexión 3G o 4G. Así saldrás del atolladero.

8.Desarrollar tácticas de fidelización es vital (clubes, descuentos, puntos…) es básico, pero puede que no todos los TPV estén a la altura de lo que necesitas. Infórmate bien antes de ‘meter la pata en el altar’.

9.Como propietarios de un negocio que quiere mantenerse a flote, pero sin perder de vista la posibilidad de prosperar y crecer, no pueden faltarnos los informes de impuestos, beneficios, además de ventas y devoluciones que nos permitirán controlarlo todo y tomar decisiones adecuadas en base a esa información.

10.Existen establecimientos que por su propia naturaleza requieren un plus en el sistema de TPV. Este sería el caso de un negocio de venta a granel donde es indispensable realizar pesar los productos, e incluso la conexión con la báscula para que todo fluya sin complicaciones.

11.Adiós al 'queue busting'. Que tu TPV sea móvil te ayudará a evitar las colas y atender a tus clientes de manera rápida y sencilla.

12.Si tienes una tienda online y otra física, ambas deben poder sincronizarse. Es un sinsentido que ambas discurran prácticamente paralelas sin apoyarse la una en la otra. De hecho, no es raro toparnos con clientes del ecommerce que desconozcan las existencia de la tienda física e igual sucede a la inversa. Sin duda alguna, estamos ante un claro ejemplo de desperdicio de recursos y esfuerzos que no lleva a ninguna parte. Cuanto antes lo sepamos, mejor.

13.Y mucha, mucha información por parte del fabricante expuesta de una manera didáctica y clara. En el caso de Gesio, contamos con un centenar de vídeos en YouTube donde explicamos muchísimos aspectos de nuestro TPV.

En cualquier caso, esta lista de requerimientos solo es un aperitivo para empezar. De hecho, algunos negocios aún serán más exigentes por las particularidades de su tienda.

Lo mejor es que te sientes, tomes papel y lápiz (o teclado y ordenador) y reflexiones acerca de las necesidades de tu establecimiento, principales problemas y qué te gustaría que tuviera el TPV de tu tienda.

Con ese esbozo ya habrás adelantado mucho, pues no todo el mundo tiene claro lo que necesita hasta que tiene el problemón ante sí.

Recuerda que los softwares para TPV permiten a las tiendas realizar infinidad de tareas. Así, según un informe de 2015, los TPV pueden ahorrar a los comercios una media de 10% de recursos al año.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio y ofrecer contenidos de su preferencia.
Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso y que acepta nuestra política de cookies.